Episodio 79: La ceremonia del templo mormón y la masonería: Una comparación

Podcast
Escuche el programa online


Descarga directa del archivo en mp3: Click derecho => guardar

ACLARACION

Pesquisas Mormonas es un programa de audio. Está preparado para ser escuchado. Si el contenido es un ensayo con información proveniente de libros y otros artículos, el texto básico del programa va a ser incluido en el blog. Pero hay que tener en cuenta que la información en el blog NO ES LA INFORMACION COMPLETA y no incluye opiniones o aclaraciones.
_____________________________

El Mormonismo y la Masonería
He recibido comentarios de varios masones mormones de que la masonería y el mormonismo no tienen similitudes, porque las logias a las que ellos pertenecen tienen poco que ver, aparte de algunas coincidencias superficiales, con la ceremonia del templo mormón.

Lo que hay que tener en cuenta es que la ceremonia de cada logia es un poco diferente a la otra. Muchas ceremonias masónicas pueden ser encontradas en el internet, y una lectura cuidadosa nos permite ver que existen muchas diferencias. La masonería tiene diferentes ritos y corrientes con diferentes niveles (grados) y rituales.

La mejor manera de comparar a la ceremonia del templo mormón con la masonería es usar la ceremonia del templo creada por José Smith, y no la ceremonia moderna (porque es muy, muy diferente a la ceremonia original) con la masonería existente en la época y la zona en que vivió Smith.

Afortunadamente tenemos un registro importantísimo que nos permite hacer justamente eso. A mediados de los 1820s, el ex masón William Morgan escribió un informe investigativo sobre la masonería llamado Ilustraciones de la Masonería, el cual tiene descripciones de rituales increíblemente similares a los del mormonismo. Por eso el conocer este libro de Morgan es importantísimo para entender el verdadero origen de la ceremonia de la investidura mormona.


BIOGRAFÍA DE WILLIAM MORGAN

William Morgan (1774-1826?) era un residente de Batavia, Nueva York, cuya desaparición y presunto asesinato en 1826 encendió un movimiento de gran alcance contra los masones, una sociedad fraternal que se había hecho muy influyente en los Estados Unidos.(1) Después que Morgan anunció su intención de publicar un libro exponiendo los secretos de la masonería, fue arrestado bajo cargos falsos.(2) Poco después desapareció, y se cree que fue secuestrado y asesinado por masones(3).

Las acusaciones que rodean la desaparición y presunta muerte de Morgan provocaron una protesta pública e inspiraron a varios a enfocar su descontento fundando el nuevo partido anti masónico en oposición a los demócratas del presidente Andrew Jackson(4). Este partido participó en la campaña presidencial de 1832, pero ya para 1835 había prácticamente desaparecido(5).

Matrimonio y Familia

En octubre de 1819, cuando tenía unos 45, se casó con Lucinda Pendleton, de 19 años de edad(6) en Richmond, Virginia. Tuvieron dos hijos: Lucinda Wesley Morgan y Thomas Jefferson Morgan(7). Por una extraña coincidencia, Lucinda Pendleton se unió a la iglesia en 1834 y más tarde se convertiría en una de las esposas plurales de José Smith.

Libro sobre la masonería

Morgan afirmó que había sido hecho miembro de la masonería mientras vivía en Canadá, (9) y parece haber atendido brevemente una logia en Rochester. (10) En 1825, Morgan recibió el grado 33 en el Western Star de Le Roy, después de haber declarado bajo juramento que previamente había recibido los seis grados previos.(11)(12) Ya sea que en realidad recibió estos grados y dónde, no se ha determinado con certeza.(10)(11) Morgan luego intentó sin éxito ayudar a establecer o visitar logias y capítulos en Batavia, pero se le negó la participación en actividades masónicas en Batavia por miembros que no estaban seguros del carácter y las afirmaciones de membresía masónica de Morgan.(13) Enfurecido por el rechazo, Morgan anunció que iba a publicar una libro llamado Ilustraciones de la Masonería, (14) exponiendo y criticando a los masones y describiendo sus trabajos secretos en gran detalle. (15)

Dijo que un editor de periódicos locales, David Cade Miller, le había dado un avance importante por el libro. Se decía que Miller había recibido el grado de aprendiz iniciado (el primer grado de la masonería), pero había dejado de avanzar por oposición de uno o más de los miembros de la logia Batavia.(8) A Morgan se le prometió una cuarta parte de los beneficios del libro, y los proveedores de fondos del proyecto, Miller, John Davids, y Russel Dyer, entraron en una obligación penal de $500.000 con Morgan para garantizar su publicación.(16)

Desaparición

Algunos miembros de la logia Batavia publicaron un artículo denunciando a Morgan. Personas desconocidas fueron acusadas de haber tratado de prender fuego a la oficina del periódico e imprenta de Miller.(17) Un grupo de individuos, algunos supuestamente masones, se reunieron en la casa de Morgan alegando que les debía dinero. El 11 de septiembre de 1826, Morgan fue arrestado por no haber pagado un préstamo y por supuestamente haber robado una camisa y una corbata, cargos que probablemente fueron fabricados; según la ley, Morgan podría haber sido detenido en la prisión de deudores hasta que la cantidad adeudada fuera pagada, lo que hizo más difícil la publicación de su libro.(18) Fue encarcelado en Canandaigua, y cuando Miller se enteró de esto, fue a la cárcel para pagar la deuda y liberar a Morgan. Al siguiente día, ambos hombres se dirigieron al Fuerte Niagara.(8)

Hay versiones contradictorias de lo que siguió. La versión más común es que Morgan fue llevado en barco hasta la mitad del río Niágara y fue ahogado, ya que nunca fue visto otra vez.(19) En 1848 Henry L. Valance presuntamente confesó en su lecho de muerte su participación en el asesinato.(20)
En octubre de 1827, un cuerpo descompuesto apareció en las orillas del lago Ontario. Muchos presumieron que era Morgan, y los restos fueron enterrados bajo esa identificación, pero la ropa fue identificada positivamente por una mujer como la de su esposo, el canadiense desaparecido Timoteo Monroe (o Munro).(21) (22) Un grupo de masones negaron que Morgan había sido asesinado, diciendo que le habían pagado $500 para abandonar el país.(23) Informes contemporáneos incluyen avistamiento de Morgan en otros países, pero ninguno fue confirmado.(24) Eli Bruce, el sheriff del condado de Niagara y masón, fue despedido de su puesto, juzgado, condenado, y sirvió 28 meses en prisión.(25) Otros tres masones, Loton Lawon, Nicholas Chesebro y Edward Sawyer, fueron acusados, condenados y sirvieron sentencias por el secuestro de Morgan.(26) Varios otros masones fueron absueltos durante sus juicios.(27) Jasper Ridley indica que Morgan fue probablemente asesinado por masones, ya que todas las demás posibilidades son muy improbables,(26) y Henry Paul Jeffers también indica que este es la situación más creíble.(28) CT Congdon, en Recuerdos de un periodista, menciona un relato de tercera mano de “que Morgan fue asesinado por algunos masones muy celosos”, y que el sentimiento anti-Mason resultante hizo que los no masones ganaran muchas elecciones en los siguientes años.(29)

Consecuencias: el movimiento anti-masónico

Poco después de que Morgan desapareció, Miller publicó el libro, el cual se convirtió en un éxito de ventas debido a la notoriedad de los hechos. Miller no dijo que Morgan había sido asesinado, pero que había “desaparecido”. Narraciones circularon de Morgan de haber asumido una nueva identidad y que se había establecido en Albany, en Canadá, o en las Islas Caimán, donde se decía que había sido condenado y ahorcado por ser un pirata. El gobernador de Nueva York, DeWitt Clinton, también un masón, ofreció una recompensa de $1,000 por información sobre el paradero de Morgan, pero nunca nadie lo reclamó.(22)

Las circunstancias de la desaparición de Morgan y el castigo mínimo recibido por sus secuestradores provocaron la indignación pública. Morgan se convirtió en un símbolo de los derechos de libertad de expresión y libertad de prensa. Las protestas contra los masones tuvieron lugar en Nueva York y en los estados vecinos. Funcionarios Masónicos criticaron las acciones de los secuestradores, pero todos los masones fueron acusados por igual. Thurlow Weed, un político de Nueva York, formó un movimiento anti-masón, reuniendo opositores descontentos con el presidente Andrew Jackson, un masón, en el Partido Anti-Masónico. Presentaron un candidato a la presidencia en 1828 y obtuvo el apoyo de políticos notables.

En 1830 la viuda de Morgan, Lucinda Pendleton Morgan, se casó con George W. Harris, de Batavia, un platero que era 20 años mayor. Después se mudaron al centro del país y se convirtieron en mormones. En 1837, Lucinda Pendleton Morgan Harris se había convertido en una de las esposas plurales de José Smith.(30) Ella continuó viviendo con su marido, George Harris. Después de que Smith fue asesinado en 1844, fue “sellada” a él por eternidad en un rito de la iglesia. (7)

Referencias

1. Buel Jr., Richard (2006). The A to Z of the Early American Republic. Plymouth, UK: Scarecrow Press. p. 17. ISBN 978-0-8108-6840-3.
2. Ashcraft, W. Michael; Gallagher, Eugene V. (2006). Introduction to New and Alternative Religions in America. Westport, CT: Greenwood Publishing Group. p. 94. ISBN 978-0-275-98713-8.
3. Roth, Randolph A. (2002). The Democratic Dilemma: Religion, Reform, and the Social Order in the Connecticut River Valley of Vermont. Cambridge, UK: Cambridge University Press. p. 152. ISBN 978-0-521-30183-1.
4. Epstein, David A. Left, Right, Out: The History of Third Parties in America. Arts and Letters Imperium Publishing. pp. 34–35. ISBN 978-0-578-10654-0.
5. The History Channel, Mysteries of the Freemasons: America, video documentary, 1 August 2006, written by Noah Nicholas and Molly Bedell
6. Compton, Todd (1997), In Sacred Loneliness: The Plural Wives of Joseph Smith, Salt Lake City: Signature Books, p.44, 52.
7. Thompson, John E. (February 1985), “The Mormon Baptism of William Morgan”, Philalethes: The Review of Masonic Research and Letters 38 (1): 8–11
8. Tillotson, Lee S.; Ancient Craft Masonry in Vermont, Vermont Freemasons, Online version
9. Ellis, Edward Sylvester (1920). Low Twelve: “By Their Deeds Ye Shall Know Them”. New York, NY: Macoy Publishing and Masonic Supply Co. p. 234.
10. Bentley, A. P. (1874). History of the Abduction of William Morgan. Mt. Pleasant, IA: Van Cise & Throop. p. 9.
11. Tillotson, Lee S. (1920). Ancient Craft Masonry in Vermont. Montpelier, VT: Capital City Press. p. 79.
12. Morris, Robert (1884). William Morgan, Or, Political Anti-Masonry: Its Rise, Growth and Decadence. New York, NY: Robert Macoy, Masonic Publisher. p. 61.
13. Ross, Peter (1899). A Standard History of Freemasonry in the State of New York, Volume 1. New York, NY: Lewis Publishing Company. p. 310.
14. Morgan, William (1827), Illustrations of Masonry by One of the Fraternity Who has Devoted Thirty Years to the Subject: “God said, Let There be Light, and There was light”, Batavia, N.Y.: David C. Miller
15. Stokes, Jerry (2007). Changing World Religions, Cults & Occult. Menlo Park, CA: Google Books. p. 285.
16. Harry Claudy, Carl (1948). Masonic Harvest. Washington, DC: Temple Publishing. p. 37.
17. Riley, Kathleen L. (2005). Lockport: Historic Jewel of the Erie Canal. Chicago: Arcadia Publishing. p. 97. ISBN 0-7385-2477-8.
18. Remini, Robert V. (1981). Andrew Jackson: The Course of American Freedom, 1822-1832. Baltimore, MD: Johns Hopkins University Press. p. 139. ISBN 978-0-8018-5912-0.
19. “Captain William M. Morgan of Batavia New York”, Christian Martyrs
20. Finney, Charles Grandison; The Character, Claims, and Practical Workings of Freemasonry.
21. Clyde R. Forsberg, Jr., Equal Rites: The Book of Mormon, Masonry, Gender, and American Culture, New York: Columbia University Press, Preface xv.
22. “William Morgan's Bones; A Skeleton Found in a Quarry in Genesee County” The New York Times, June 22, 1881. Retrieved 2011-07-07.
23. Ellis, Edward Sylvester (1920). Low Twelve: “By Their Deeds Ye Shall Know Them”. New York, NY: Macoy Publishing and Masonic Supply Co. p. 247.
24. Keene, Michael (2011). Folklore and Legends of Rochester: The Mystery of Hoodoo Corner and Other Tales. Charleston, SC: The History Press. p. 59. ISBN 978-1-60949-190-1.
25. Rule, Lucien V. (1912). Pioneering in Masonry: The Life and Times of Rob Morris, Masonic Poet. Louisville, KY: Brandt & Connors Company. p. 70.
26. Ridley, Jasper; The Freemasons: A History of the World's Most Powerful Secret Society, pp. 180-181 (Arcade Publishing 1999).
27. Borowitz, Albert (2002). Blood & Ink: An International Guide to Fact-based Crime Literature. Kent, OH: Kent State University Press. p. 50. ISBN 978-0-87338-693-7.
28. Jeffers, Henry Paul, Freemasons: A History and Exploration of the World's Oldest Secret Society, p. 85, Citadel Press, 2005.
29. Congdon, C.T., Reminiscences of a Journalist, pp. 28-30, James R. Osgood & Co., 1880.
30. Compton, Todd (1997), In Sacred Loneliness: The Plural Wives of Joseph Smith, Salt Lake City: Signature Books




SIMILITUDES ENTRE LA MASONERÍA DE 1830 Y LA INVESTIDURA MORMONA ANTERIOR A 1940

Muchos escritores que están familiarizados con los rituales masónicos y los rituales del templo mormón (la “investidura”) han comentado sobre las similitudes así como las diferencias entre ellas. Muchos mormones de las épocas tempranas también eran masones, y reconocieron las similitudes, usualmente afirmando que la investidura era más pura, de forma incorrupta, restaurada de su puridad original, a veces referida como “masonería celestial”.

En los años desde que José Smith se convirtió en un masón y (dos meses más tarde) instituyó la investidura en su forma completa (1842), tanto la masonería como la investidura han sufrido considerables cambios. Ambos han eliminado los castigos, por ejemplo. Y hubo muchas diferencias entre los dos aún desde el principio. Sin embargo, cuando uno observa cuidadosamente las similitudes entre la masonería de 1830 en América y la investidura mormona, uno no puede evitar notar los elementos similares, y la pregunta que se hace uno es si José Smith plagió los elementos esenciales de la masonería para producir su propio ritual.

Los siguientes comentarios sobre la masonería del comienzo del siglo XIX están basados en Ilustraciones de la Masonería, de William Morgan, de 1827, disponible online aquí.

Algunas de las similitudes son bastante superficiales, y por lo tanto menos significativas. Ambos rituales…

- Toman lugar en “templos”
- Requieren ropas especiales
- Incluyen promesas
- Están compuestos de instrucciones morales e históricas, presentadas dramáticamente
- No son públicas, sino únicamente para los iniciados
- Presentan conocimiento “secreto”
- Requieren promesas de secreto
- Dan al iniciado un “nuevo nombre”
- Incluyen varios niveles de avance
- Tienen apretones de manos, señales, y nombres a cada paso de avance
- Tienen tres castigos indicando cómo la vida debe ser quitada
- Incluyen símbolos especiales, tales como el compás y la escuadra

Sin embargo algunas de las similitudes son tan sorprendentes que sus relaciones son inconfundibles. Son dadas aquí en ningún orden en particular, ya que el orden de presentación en ambas ceremonias difiere un poco.

Masonería (1820s)
Investidura mormona (antes de 1940)
El candidato es llevado a un cuarto de preparación, donde todas sus ropas son quitadas con la excepción de su camisa, y recibe un par de calzoncillos.
El participante se quita todas sus ropas, va a un cuarto donde es vestido con ropa interior blanca.
El candidato es conducido a través de la puerta, donde se le pide que dé o el conductor da, tres golpes distintivos, los cuales son respondidos con tres golpes desde adentro; el conductor da otro golpe, el cual también es respondido con uno desde adentro. La puerta es entonces abierta, y el diácono menor generalmente pregunta, “¿Quién viene allí? ¿Quién viene allí? ¿Quién viene allí?”
El participante es guiado al velo del templo, donde un obrero da tres golpes distintivos con un martillo. Otro obrero pregunta desde atrás, “¿Qué se desea?”
El diácono mayor presiona la punta de un compás contra el pecho desnudo izquierdo del candidato.
El símbolo del compás está ubicado en el garment del participante sobre el pecho izquierdo.
Significado del compás: “para mantenernos en el rumbo adecuado con toda la humanidad, pero más especialmente con los hermanos”.
Significado del compás: “un curso constante que lleva a la Vida Eterna, un recuerdo constante que los deseos, apetitos y pasiones deben ser mantenidos dentro de los límites que el Señor ha marcado, y que toda la verdad debe ser circunscrita  en un gran todo”.
El diácono mayor presiona la punta de una escuadra contra el pecho derecho del candidato.
El garment tiene el símbolo de la escuadra sobre el pecho derecho.
El significado de la escuadra: “cuadrar nuestras acciones”.
Significado de la escuadra: “exactitud y honor en guardar los convenios en los que se entra en este día”.
“También te presento con un nuevo nombre; es precaución”.
“Con estos garments te doy un nombre nuevo el cual nunca debe ser divulgado a nadie… El nombre que te doy es (un nombre es elegido de la Biblia o del Libro de Mormón).
Señal del aprendiz iniciado: “Las manos derechas son unidas como cuando se dan las manos y cada uno pone su dedo pulgar en la tercera coyuntura o en la parte superior del dedo índice”.
Símbolo o primera señal del sacerdocio aarónico: tomar las manos y poner la coyuntura del dedo pulgar directamente sobre el primer nudillo de la mano de la otra persona.
En guarda (o señal) del aprendiz iniciado: poner las manos al frente, con las palmas a una pulgada de distancia, el maestro entonces pasa su mano derecha por su garganta, con la mano abierta, el pulgar junto a la garganta, y la deja caer a su lado.
Señal y castigo de la primera señal del sacerdocio aarónico:
Señal: Levantar la mano derecha en una escuadra, con la palma hacia adelante, con los pulgares extendidos.
Castigo: Poner el pulgar debajo del oído izquierdo, mover el pulgar rápidamente a través de la garganta, dejar caer la mano al lado (hecho mientras se recita el juramento del castigo).
Juramento: “Yo… juro solemnemente… que nunca… revelaré… lo que estoy por recibir… adhiriéndome a no menor castigo que tener mi garganta cortada (y) mi lengua arrancada de sus raíces…”
Juramento: “Nosotros… hacemos convenio y prometemos que no vamos a revelar ningún secreto de éste, la primera señal del sacerdocio aarónico… De hacerlo, acordamos que nuestras gargantas sean cortadas de oído a oído y que nuestras lenguas sean arrancadas de sus raíces”.
El maestro y el candidato se toman usando el saludo del aprendiz iniciado, y el maestro dice:
Maes: “¿Qué es esto?”
Resp: “Un saludo”
Maes: “¿Un saludo de qué?”
Resp: “El saludo del aprendiz iniciado masón”
Maes: “¿Tiene un nombre?”
Resp: “Sí, lo tiene”
Maes: “¿Puedes dármelo?”
Resp: “No lo he recibido, ni puedo impartirlo”
(Un diálogo similar es repetido en cada nivel.)
Pedro le da a Adán la primera señal del sacerdocio aarónico,
Pedro: “¿Qué es esto?”
Adán: “La primera señal del sacerdocio aarónico”
Pedro: “¿Tiene un nombre?”
Adán: “Sí, lo tiene”
Pedro: “¿Puedes dármelo?”
Adán: “No puedo, porque es el nombre nuevo…”
(Un diálogo similar es repetido en el velo por cada  uno de las cuatro señales.)

El nombre del saludo es Boaz.
El nombre del saludo del participante es “nombre nuevo”.
El aprendiz iniciado recibe un delantal de piel de cordero blanco, “un emblema de inocencia”.
El participante se pone un delantal verde “para cubrir tu desnudez”.
En guarda del Compañero Masón es recibido levantando el brazo izquierdo hasta que la parte entre el codo y el hombro está perfectamente vertical, y levantando el resto del brazo en una posición horizontal, por lo que la parte del brazo debajo del codo, y la parte superior forme una escuadra.
La señal de la segunda señal del sacerdocio aarónico es dada levantando el brazo izquierdo en escuadra, con la palma adelante, la mano derecha extendida hacia la cintura, con la mano en forma de taza.
Castigo (llamado el “signo”) es dado levantando la mano derecha horizontal, con la palma contra el pecho, a través del pecho, de izquierda a derecha, con cierta rapidez, y dejándola caer al lado.
Castigo: Poniendo la mano derecha con el pulgar extendido y pasándolo rápidamente de izquierda a derecha y dejándolo caer al lado (hecho mientras se recita el juramento del castigo).
Texto del juramento: “Me comprometo a no tener un menor castigo que tener mi pecho izquierdo abierto, y que mi corazón y mis órganos vitales sacados y echados sobre mi hombro izquierdo… para convertirme en presa de las bestias salvajes del campo y de los buitres del aire…”
“Si (relevamos los secretos de la segunda señal del sacerdocio aarónico), acordamos que se abra nuestro pecho y que nuestros corazones y órganos vitales sean sacados de nuestros cuerpos y dados a los pájaros del aire y a las bestias del campo”.
El saludo del pase (también llamado la “señal”) del Compañero Masón es dado tomando al otro de la mano derecha como si fueran a darse la mano, y cada uno pone su pulgar entre el primer y el segundo dedo, donde unen sus manos, apretando el pulgar entre los nudillos.
El saludo real es dado poniendo el dedo pulgar en la coyuntura del segundo dedo, donde se unen las manos, y doblando el dedo pulgar para que cada uno pueda poner la uña de su pulgar en la coyuntura del otro.
El saludo es dado tomando la mano y apretando el dedo pulgar en el espacio entre el primer y el segundo nudillo de la mano.
Nombre del saludo del pase del Compañero Masón:
Shibboleth.
Nombre del saludo real:
Jachin.
Nombre la segunda señal del sacerdocio aarónico: El nombre propio del participante.
La señal del Maestro Masón es dada levantando ambos brazos y manos hacia arriba, los codos perpendicularmente, uno en cada lado de la cabeza, y los codos formando una escuadra. Las palabras acompañando esta señal en caso de peligro son, “Oh, Señor, mi Dios, ¿no hay ayuda para el hijo de la viuda?” Mientras las últimas palabras salen de sus labios, deje caer sus manos a los lados, en una manera calculada para indicar solemnidad.
La señal del primer símbolo del sacerdocio de Melquisedec (antes de 1930): La señal es hecha levantando ambas manos en escuadra, con las palmas al frente.
Después de 1930: Extendiendo la mano derecha, las palmas hacia abajo, el pulgar extendido; la mano extendida y en forma de taza.
La señal del segundo símbolo del sacerdocio de Melquisedec: Levantando ambos brazos sobre la cabeza representando la crucifixión. La palabra “pale” es dicha, los brazos bajados a forma de escuadra, “Hale”, y luego a los lados. “Hale”. Entonces: “Pale, Hale, Hale”.
(Después de 1990, las palabras “Oh Dios, oye las palabras de mi boca”, repetidas tres veces.)
En guarda (castigo) del Maestro Masón es dado poniendo la mano derecha en el lado izquierdo de las entrañas, la mano abierta con el pulgar extendido hacia el estómago, y moviéndolo a través del estómago y dejándolo caer, esto hecho tolerablemente rápido.
El castigo de la primera señal del sacerdocio de Melquisedec: el pulgar derecho es puesto sobre la cadera izquierda, movido rápidamente a través del estómago, dejando caer las manos a los lados (hecho mientras se repite el juramento del castigo).
Palabras del juramento: “… comprometiéndome a no tener un castigo menor a tener mi cuerpo cortado en dos por el medio, y dividido al norte y al sur, mis entrañas quemadas a cenizas en el medio, y las cenizas desparramadas a los cuatro vientos del cielo…”
Palabras del castigo (primera señal del sacerdocio de Melquisedec): “Si (revelamos estos secretos), acordamos que nuestros cuerpos sean cortados y separados al medio y nuestras entrañas desparramadas”.
El saludo del pase del Maestro Masón es dado apretando el dedo pulgar entre las coyunturas del segundo y tercer dedo, donde se unen con la mano.
El saludo de la primera señal del sacerdocio de Melquisedec es dado poniendo el dedo pulgar en la parte trasera de la mano y la punta del dedo índice en el centro de la palma, representando la perforación de la mano por un clavo. Es llamado “la señal del clavo”.
Nombre del saludo del pase del Maestro Masón: Tubal Caín.
Nombre de la primera señal del sacerdocio de Melquisedec: “El Hijo”, significando el Hijo de Dios”.
El saludo del maestro es dado ambos tomándose las manos derechas como si fueran a darse la mano, poniendo la uña de cada dedo en las coyunturas de la muñeca del otro, donde se une con la mano. A veces esto es llamado “la garra del león”.
El saludo de la segunda señal del sacerdocio de Melquisedec es dado tomándose las manos derechas, enganchando los dedos meñiques, y poniendo la punta del dedo índice sobre el centro de la muñeca. Llamado “el saludo patriarcal” o “señal segura del clavo”.
El candidato es “elevado” a los Cinco Puntos de Hermandad por el maestro: 1) la parte interior del pie derecho tocando la parte interior del pie derecho; 2) la rodilla derecha con la rodilla derecha; 3) pecho a pecho; 4) mano izquierda en la espalda; 5) la boca en el oído. En esta posición él recibe la palabra secreta, mientras las manos están unidas en el saludo del Maestro.
El participante conversa con “Dios” a través del velo, en los Cinco Puntos de Hermandad: 1) el interior del pie derecho tocando el interior del pie derecho; 2) la rodilla derecha con la rodilla derecha; 3) pecho a pecho; 4) mano izquierda en la espalda; 5) la boca en el oído. En esta posición él recibe el nombre secreto de la segunda señal del sacerdocio de Melquisedec, mientras las manos están unidas en el saludo patriarcal.
La palabra secreta del Maestro, susurrada al candidato en los Cinco Puntos de Hermandad: “Mah-hah bone”, lo cual significa “médula en los huesos”.
Nombre de la segunda señal del sacerdocio de Melquisedec, dada por Dios a través del velo en los Cinco Puntos de la Hermandad: “Salud en el ombligo, médula en los huesos, fuerza en los lomos y en los nervios, poder en el sacerdocio esté sobre mí, y sobre mi posteridad por todas las generaciones del tiempo, y por toda la eternidad”.

Conclusión


Aún los eruditos e historiadores masones admiten que los rituales masones no originaron con el templo de Salomón en Jerusalén (como dicen las leyendas masónicas), sino que fueron un producto de los gremios de constructores europeos de la Edad Media. Esto debilita la creencia mormona de que el ritual de investiduras fue dado a Adán en el Jardín de Edén. Parece ser mucho más obvio que José Smith usó elementos básicos del ritual masón del siglo XIX, y que el ritual mormón no es antiguo para nada. El hecho que la investidura ha cambiado tanto desde su introducción en Nauvoo en 1842 también contradice la afirmación de que José Smith estaba restaurando la pureza de la ceremonia original adámica.

Comentarios