Episodio 74: El rescate de Boise, 3a parte

Podcast
Escuche el programa online


Descarga directa del archivo en mp3: Click derecho => guardar


ACLARACION

Pesquisas Mormonas es un programa de audio. Está preparado para ser escuchado. Si el contenido es un ensayo con información proveniente de libros y otros artículos, el texto básico del programa va a ser incluido en el blog. Pero hay que tener en cuenta que la información en el blog NO ES LA INFORMACION COMPLETA y no incluye opiniones o aclaraciones.
_____________________________

En junio del 2015, el Élder Oaks, apóstol de la Iglesia SUD, y Richard E. Turley, asistente historiador de la iglesia, dieron un dircurso en una charla fogonera en Boise, Idaho para discutir cómo uno puede ser un seguidor de Cristo (pista: es siguiendo todo lo que los líderes mormones nos dicen) y cómo reconocer y evitar a los falsos profetas (pista: son los que nos dicen que los líderes mormones están equivocados).

En este episodio Manuel, Yilmar, y Luther discuten sus ideas sobre este discurso. Manuel y Valia grabaron las voces de Élder Oaks y Richard Turley respectivamente.

Comentarios

  1. Hola amigos.
    Les comento que hay diferencias ente duda e incertidumbre, aparentemente son sinonimos, significan lo mismo, pero si queres diferenciar, «La incertidumbre proviene de la falta o escasez de conocimientos. La duda, de la escasez o insuficiencia de las razones o pruebas en las que se funda una opinión o un hecho. De todos modos Oaks, lo que quiere implantar en la mente de los miembros es que hay que preguntar pero no dudar, y si la respuesta es contraria a lo dicho oficialmente por la iglesia, entonces la mano de satanás está al descubierto.
    En relación al testimonio apostólico, Mientras prestaba servicio como misionero entre los indígenas en el noroeste de Estados Unidos,
    mi abuelo vivió una época de increíbles contiendas, cuando allí se manifestaron dificultades sin
    precedentes—y aparentemente insuperables—en contra de la Iglesia. Mi abuelo pasó innumerables
    horas de rodillas en procura de orientación e inspiración. En aquellos momentos, cuando todo
    parecía ser sombrío y desesperante, recibió, conforme a sus propias palabras, "una maravillosa
    manifestación y sensación que nunca se ha apartado de mí.
    "Sentí una voz que me dijo que había de tener un gran privilegio," escribió en su diario personal.
    "Se me condujo a un cuarto en el que iba a conocer a alguien. Al entrar en aquel lugar, yo pude ver,
    sentado en una plataforma elevada, al ser más glorioso que jamás pude imaginar y tuve que
    acercarme a El para que me presentaran. Al hacerlo, noté que me sonreía, le oí pronunciar mi
    nombre y vi que extendía hacia mí Sus manos. Aunque viviese un millón de años, nunca podría
    olvidar Su sonrisa.
    "Me tomó en Sus brazos y me besó al acercarme a Su pecho, y me bendijo hasta sentir yo una
    gran emoción en todo mi ser. Cuando concluyó Su bendición, caí a Sus pies y entonces pude ver en
    ellos la marca de los clavos; y al besárselos, con un regocijo inmenso inundándome el alma, sentí
    como que me encontraba realmente en el cielo.
    "Con emoción sentí en mi corazón: ¡Oh, si yo pudiera vivir dignamente, aunque me llevara
    ochenta años, a fin de que al final, cuando todo haya terminado, lograra estar en Su presencia y
    recibir ese sentimiento que en ese momento tuve en Su presencia, daría todo lo que soy y lo que
    jamás podría llegar a ser!"
    Mi abuelo concluye su relato diciendo: "Sé, como que yo mismo vivo, que El vive. Y ello es mi
    testimonio."
    (MelvinJ. Ballard—Crusaderfor Righteousness, Salt Lake City: Bookcraft, 1966.) aunque no especifica si soñó o lo vio, es un testimonio moderno de un apostol

    ResponderEliminar
  2. Lo que les compartí es del libro nuestra busqueda de la felicidad de russell el nieto del mencionado apostol, PERO: cuando el fue un joven misionero en trent inglaterra, dice: Al caminar junto al río, cansado pero feliz y contento por mi labor, me acometió un profundo
    sentimiento de paz y comprensión. Fue en ese preciso momento que llegué a saber que Jesucristo me
    conocía, que me amaba y que guiaba nuestros esfuerzos misionales. Por supuesto que yo siempre había creído en estas cosas, ya que eran parte del testimonio que había expresado sólo un par de
    horas antes. Pero de alguna manera, en aquel instante en que las recibí como una revelación, mi creencia se transformó en conocimiento. No había visto visión alguna ni oído voces, pero no habría podido aceptar con mayor convicción la realidad y la divinidad de Cristo aunque El mismo se hubiera presentado ante mí y pronunciado mi nombre.
    Aquella experiencia sirvió para modelar mi vida. Desde aquél día hasta hoy, cada una de mis decisiones importantes se ha basado en mi testimonio en cuanto al Salvador....Eso es lo que sintió mi
    abuelo Ballard como consecuencia de aquella conmovedora experiencia, y lo que de un modo más sereno y sencillo sentí yo mismo aquella noche junto al río Trent en Nottingham, Inglaterra.
    Este testimonio me ha acompañado siempre desde entonces. Me ha servido de sostén en mis tribulaciones y de consuelo en momentos difíciles, y me ha proporcionado una guía clara cada vez
    que me he sentido confundido o desalentado. Gracias a mi servicio como uno de Sus Apóstoles, he tenido muchas experiencias espirituales que confirman y fortalecen mi conocimiento personal de que El es el Salvador y Redentor de los hijos de Dios. Y porque sé que Jesucristo vive y que me ama, tengo el valor para arrepentirme y tratar de ser como El quiere que sea. Y sé que este conocimiento
    puede hacer lo mismo por usted, si así lo desea, ahora mismo y siempre.
    En otras palabras "ese" sentimiento equivale a verlo, cosa que para los apostoles actuales es igual a haberlo visto, o a martin Harris viendo las plantas con los ojos de la fe o espirituales..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario