Episodio 60: El mormonismo y la masonería, 2a parte



Podcast
Escuche el programa online


Descarga directa del archivo en mp3: Click derecho => guardar

ACLARACION

Pesquisas Mormonas es un programa de audio. Está preparado para ser escuchado. Si el contenido es un ensayo con información proveniente de libros y otros artículos, el texto básico del programa va a ser incluido en el blog. Pero hay que tener en cuenta que la información en el blog NO ES LA INFORMACION COMPLETA y no incluye opiniones o aclaraciones.
_____________________________

NOTICIAS

Cliquée los títulos para leer los artículos completos

La excomunión de John Dehlin
John Dehlin fue excomulgado.

Si no saben quién es John Dehlin, permítanme que se los presente.

Hace unos diez años, cuando todavía estaba en la universidad, estaba manejando a casa y escuchando en mi iPod un podcast sobre temas mormones. Había bajado varios podcasts, algo nuevo en esa época, sobre la iglesia, y este sonaba prometedor. O al menos sonaba mormón. Después de todo se llamaba "Mormon Stories".

En esa época había tres episodios nomás, y el primero era la historia personal de Dehlin, en la que contaba que en su misión tuvo muchos problemas con sus líderes porque había presenciado un gran número de bautismos de niñitos sin el permiso de sus padres. Esto lo alarmó mucho, y después de su misión tuvo la oportunidad de corresponder con un apóstol, quien le calmó sus dudas. En ese tiempo Dehlin era un mormón creyente, pero que quería explorar el mormonismo desde un punto de vista más personal, y por eso en la mitad o más de sus episodios, al menos al principio, realizó entrevistas con miembros de la iglesia comunes que estuvieran dispuestos a compartir sus experiencias.

En otras palabras, me alegraba que Dehlin todavía fuera un creyente, pero me pareció terrible que "sacara los trapitos al sol". Entre mormones podemos hablar de esto todo lo que queramos. ¡Pero compartir esto en el internet, donde los gentiles pueden escuchar que no somos perfectos! ¡El horror!
Con el tiempo Dehlin abandonó y volvió a empezar "Mormon Stories" varias veces. También su fe en la iglesia disminuyó, aumentó, se modificó, hasta el punto que al último se consideraba un mormón cultural. Es decir, era descendiente de mormones. Su esposa era descendiente de mormones también. Vivía en un área de gran concentración mormona. Sus hijos iban a escuelas donde la gran mayoría eran mormones. Y sacando el tema doctrinal, la iglesia le gustaba mucho. Por lo que decidió considerarse un mormón a pesar de sus dudas y su falta de ortodoxia.

Al pasar los años, el podcast empezó a crecer cada vez más. Fue cuando Dehlin decidió crear grupos de apoyo en Facebook que la cosa explotó y se hizo grandísima. Fue entonces que yo conocí la nueva versión del programa (al principio, después de escuchar los primeros tres programas, no quise escucharlo más). Cuando empecé a tener mis dudas, fue Mormon Stories, las perspectivas de las diferentes personas en el grupo de Facebook, y el grupo local de Ogden, que justo se había formado un mes antes, los que me ayudaron a lidiar con las tremendas preguntas y miedos que tenía. Una vez que hice mi transición fuera de la iglesia, Mormon Stories me pareció demasiado conciliatorio (John parecía querer hacer feliz a los creyentes, a los creyentes en transición, y a los no creyentes), así que mi próximo paso fue escuchar e involucrarme con Mormon Expression, el podcast de John Larsen, el cual no tiene tantos invitados estelares como Mormon Stories, pero el cual toca temas en mucha más profundidad y sin temor de ofender a nadie.

John Larsen (izquierda) y John Dehlin (derecha)
Cuando Joel y yo empezamos el programa, pensamos por un tiempo cómo lo íbamos a hacer, si por medio de la fundación de John Dehlin, por medio de la fundación de los Larsen, o independientemente. John Dehlin se interesó mucho (de hecho existe un "Mormon Stories en Alemán"), pero me advirtieron que si pasábamos a formar parte de su organización, el contenido del programa iba a ser de la fundación. El contenido iba a tener que ser aprobado por él, íbamos a tener que producir un cierto número de programas a la semana o al mes, etc. Y probablemente nos íbamos a tener que llamar "Mormon Stories Spanish, o algo así. Los Larsen fueron mucho más abiertos, y nos dijeron que hiciéramos el programa como mejor nos pareciera. John me involucró desde el principio. Cuando hicieron un episodio especial sobre himnos y canciones de pelea de la iglesia en la Universidad de Utah, me invitaron a que tocara la batería, y cuando hicieron un programa especial en el que hablaron de los proyectos de la fundación, me invitaron a hablar un poco de qué se trataba Pesquisas Mormonas. Cuando John Dehlin se enteró que decidimos ir con los Larsen, dejó de contestar mis emails, incluso cuando le propuse traducir material y trabajar con el de manera independiente.

Por eso yo diría que mi escasa y fugaz relación con John Dehlin es una mezcla de amor y odio. Le agradezco el haberme proporcionado un espacio en el que pude explorar mis dudas sin asustarme demasiado, pero también demostró que, en alguna forma, su prioridad no era el crear contenido para ayudar a la mayor cantidad de gente, sino el crear un grupo cerrado de gente leal a él. Si bien después de un par de meses de hacer el programa decidimos que hacerlo de manera independiente tal vez fuera lo mejor, ya que nos daba mucha más flexibilidad de contenido, horario, formato, etc., hasta el día de hoy les agradezco a los Larsen lo que hicieron para ayudarnos a iniciar el podcast.

Cuando Dehlin, después de decir en su programa varias veces que no creía en el dios antropomórfico de los mormones, sino en una especie de ideal abstracto, salió con que había vuelto a creer en la Iglesia y que se consideraba un mormón fiel, el tema me aburrió y dejé de escucharlo por un tiempo. Me pareció que su posición no era honesta, y que o era una persona sumamente confundida cuyo ejemplo y consejos no valía la pena seguir, o era un hipócrita que se tomaba turnos para pacificar a los lados extremos de su audiencia para conseguir la mayor cantidad de oyente (y donantes) posible.

Muchos dicen que a Dehlin le encanta escuchar cómo la gente lo admira, y en eso estoy de acuerdo. Esas mismas personas dicen que si Dehlin n o cree en la iglesia y la misma le parece tan mal, por qué no se va. Yo también era de esta opinión, pero ahora me parece que entiendo un poco mejor por qué prefiere quedarse. Si sus causas son nobles o no, es algo que alguien que lo conoce tan poco no es capaz de juzgar. Lo que sí sé es lo que él mismo dice sobre su causa. Y sin embargo, cuando lo escucho, me cuesta creerle, pero cuando otros explican sus razones, tienen mucho más sentido.

Esto es lo que la gente que lo critica dice. Y como ejemplo de los críticos voy a usar a un administrador de un cierto blog al que voy a llamar “Aquel-Admin-Que-No-Debe-Ser-Nombrado”. Según esta persona,
De hecho todo este escándalo por su excomunión ha mostrado la maestría de Dehlin para fabricar una tormenta de un vaso de agua. De hecho a mi parecer es uno de las polémicas más deshonestas que he visto, algo que para mí le diferencia notablemente de los September Six o incluso del caso de las Ordain Women.
Tal vez. Pero honestamente, no veo la diferencia entre John Dehlin y Kate Kelly. Los dos lucharon por cambio en la iglesia, lo que significa que ambos estaban en desacuerdo con su doctrina, o al menos con la actitud de la iglesia con respecto a ciertos grupos de personas.
Dehlin durante años expreso sus dudas respecto a la Iglesia, lo cual no tiene nada de malo, pero poco a poco comenzó a atacar y a tomar una posición partidaria a favor de los críticos de la Iglesia
Esto es engañoso. Dehlin tomó partido a favor de ALGUNOS críticos, igual que tomó partido a favor de ALGUNOS apologistas. Cuando fui a la conferencia de Mormón Stories hace un par de años, uno de los discursantes fue Claudia Bushman, esposa de Richard Bushman, autor de Rough Stone Rolling y apologista mormón. El discurso de la señora Bushman trataba de cómo a pesar de que había problemas en la iglesia, uno no debía “tirar el bebé con el agua del baño”, lo que significa que uno no puede abandonar todo en la iglesia simplemente porque hay un par de cosas que no le guste. Y entrevistó unas dos o tres veces a Terryl Givens, otro apologista mormón. La última vez que lo entrevistó fue hace un año, es decir, después de que su proceso de excomunión había comenzado. Entonces decir que “comenzó a … tomar una posición partidaria a favor de los críticos” es no decir la verdad entera.

Y de que empezó a atacar… eso tampoco es cierto. Uno de los programas de la fundación de Dehlin es “Mormón Matters”, una especie de estudio bíblico mormón, en el que el anfitrión si bien es un mormón liberal, es creyente literal en el Libro de Mormón, José Smith, y otros. Además de que Dehlin paga de su propio bolsillo un website y grupo llamado “Stay LDS” (Permanezce siendo SUD). Cuando uno lo pone en perspectiva, es difícil argüir que lo que busca Dehlin es simplemente “atacar”.
Y acá no me quedo corto. Una y otra vez Dehlin menciono y grito a los cuatro vientos que su excomunión era debido a que el tenía una posición a favor del matrimonio gay y a la ordenación de mujeres, lo cual la iglesia quería censura. En ningún momento reconoce que la Iglesia no lo tenía en disciplinario ni finalmente lo excomulgo debido a estos temas, si no por apostasía.
Esto es cierto en parte. Si bien su apoyo de la ordenación de mujeres fue una de las razones por las que fue excomulgado, no fue la única. Pero decir que eso no tuvo nada que ver con la decisión final, otra vez, es engañoso y es decir la verdad a medias. Con respecto a lo del matrimonio gay, el argumento de Dehlin es que él ha estado diciendo por años que no cree en el Dios mormón, en José Smith como un profeta literal, etc., pero no fue hasta que comenzó a apoyar la situación de los homosexuales que la iglesia empezó a parar la oreja. Tal vez la razón de Dehlin tiene que ver con la adulación personal, pero no tengo dudas de que está honestamente interesado en el bienestar de los miles de chicos en Utah que se suicidan cada año porque se sienten como un fracaso por ser homosexuales y por no poder dejar de serlo después de hacer todo lo que la iglesia les recomendó. Cualquiera con dos dedos de frente lo estaría. Y alguien en su posición, que ha conocido a tantos por medio de su programa y por medio de su práctica (él es psicólogo), el pensar que no tiene un verdadero interés por esta gente es insincero.

Si bien “Aquel-Admin-Que-No-Debe-Ser-Nombrado” cita en su blog al presidente de estaca, diciendo que las verdaderas razones por la que fue citado tienen que ver con:

Disputar la naturaleza de nuestro Padre Celestial y la divinidad de Jesucristo
Declaraciones de que el Libro de Mormón y el Libro de Abraham eran fraudulentos trabajos de ficción
Declaraciones y enseñanzas que rechazan que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la verdadera Iglesia con el poder y la autoridad de Dios.”
se olvida de mencionar las condiciones para recibir el perdón, las cuales son mencionadas en la misma carta:

1. Renunciar y disculparse públicamente por los falsos conceptos expresados sobre Dios, Jesucristo, la Expiación, la restauración del evangelio, y el Libro de Mormón
2. Dejar de proveer un foro público para cualquier persona crítica de la doctrina de la Iglesia
3. Dejar de promover grupos u organizaciones que apoyan doctrinas contrarias a los de la Iglesia SUD

Cuando Dehlin le preguntó qué quería decir con ese último punto, el presidente de estaca dijo, "Creo que es inherente, o sea, a esos grupos que... que apoyan a Ordene a las Mujeres".

Y si bien no fue excomulgado exclusivamente por ayudar a los homosexuales (y estoy seguro que cuando dijo que estaba siendo excomulgado por eso lo hizo para llamar más atención a su causa), cuando le preguntó a su presidente de estaca qué pensaba del apoyo al matrimonio gay, el presidente le respondió que eso era “un problema”.

Y llegamos al punto en que debemos preguntarnos. Entonces, si John Dehlin obviamente no cree en la iglesia,

1. ¿Por qué no se va? Y
2. ¿Qué problema hay si la iglesia lo excomulga, ya que obviamente está en una condición de apostasía?

Cuando Dehlin dice que se considera un mormón, que ama la iglesia, y que no quiere irse, bla, bla, creo que no está siendo honesto. Creo que la verdadera razón es que quiere llamar la atención a la situación de otra gente que se siente atrapada en la iglesia, quienes tienen miedo a abrir la boca a causa de las repercusiones, que sienten que si hablan de sus dudas van a tener que sufrir consecuencias, las que, en muchos grupos mormones, es peor que tener lepra. Y es que cuando alguien es excomulgado o se le suspenden sus derechos en la iglesia, la única razón por la que la grandísima mayoría de los miembros piensan que sucedió es una: violación de la ley de castidad.

Y no es justo.

Y esta es la cosa. Yo no quise ser más miembro de la iglesia. Me interesa desde un punto de vista histórico y sociológico, pero no tengo ningún interés en donar más de mi tiempo o dinero en aumentar la causa de un grupo que considero misógino, homofóbico, racista, y más. Pero hay otros que no tienen el lujo que tuve yo de simplemente irse. Otros están virtualmente atrapados, por razones familiares, por razones laborales, por razones emocionales. Y esas personas deberían tener la libertad de decir en la iglesia que no creen literalmente en el Libro de Mormón sin miedo a que los echen.

¿Por qué, o por qué puede haber sólo una forma de ser mormón? Si uno no encaja en el molde, chau. Ahí está la puerta. ¡Fuera!

Y los líderes nos dicen, “La iglesia es un lugar donde todos son bienvenidos. Es una carpa grande donde todos podemos entrar… Siempre y cuando actúen de la manera que les decimos, que se vistan de la manera que les mandamos, que tomen las bebidas que les recomendamos, que usen la ropa interior que les vendemos, que paguen la cuota mensual, que crean en lo que les enseñamos, y etcétera, etcétera, etcétera.”

El presidente de Dehlin repetidamente le dice en sus cartas y en su conversación (la transcripción entera está disponible en el internet) que “para ser un miembro digno” debe creer en las cosas que le menciona en esa lista allá arriba. Pero no dice que “para ser un miembro. Punto” debe hacer esas cosas. Si le quieren quitar la recomendación para el templo, yo entiendo. Si no le quieren dar llamamientos, bien. Pero quitarle la membresía, decirle que no puede participar en las reuniones, y que sólo puede atender, siempre y cuando, como lo pone el presidente de estaca “su conducta sea ordenada” es tan desdeñoso y despreciativo que no sé cómo alguien que puede llamarse un “líder espiritual” puede hablarle de esa manera a otro adulto. ¿Y qué piensa? ¿Que Dehlin va a ir a la iglesia con pancartas diciendo que la iglesia es falsa? ¿Que va a compartir su testimonio de que el Libro de Mormón no es verdadero en la escuela dominical? Esto es tan ridículo que faltan las palabras para expresar lo irritante que le suena a alguien que no tiene ya la mentalidad del culto.

Finalmente, y esto es algo que tiene un gran precedente en la historia mormona, el presidente de estaca le pide a John Dehlin que si quiere ser un miembro digno, no puede hablar de sus dudas en público. John trata de entender, y le pregunta:
John Dehlin: Entonces está bien tener dudas, pero no se puede hablar de ellas en público. ¿Correcto?
... 
Bryan King: No. Está bien... O sea, no es cierto. Todos tienen sus dudas. 
John Dehlin: Estoy hablando de la expresión pública de las dudas. 
Bryan King: Puedes expresar públicamente que tienes dudas. 
John Dehlin: ¿Se puede? 
Bryan King: Se puede. 
John Dehlin: OK. 
Bryan King: El problema que tengo es cuando la gente se te acerca, o se alinean contigo, y entonces se sienten más cómodos con sus dudas porque tú tienes dudas. 
John Dehlin: Sobre lo cual no tengo control. 
Bryan King: Bueno, en parte sí en el sentido de que las compartes públicamente. 
John Dehlin: Entonces es una cuestión de expresar dudas públicamente. 
Bryan King: Este es un argumento circular.
En conclusión, se pueden tener dudas en la iglesia. Eso no es causa para excomunión. También se pueden expresar esas dudas públicamente. No hay problema con eso porque todos tenemos dudas. Lo que no se puede hacer es expresar esas dudas cuando alguien que nos escuche también pueda llegar a tener dudas, porque le estamos dando una razón para justificar sus dudas. Y como no podemos saber quién puede llegar a tener dudas y quién no, entonces podemos hablar en público siempre y cuando no haya nadie para escucharnos.

José Smith quemó la imprenta de un periódico porque escribía cosas negativas sobre él (a pesar de que todas las cosas escritas en ese periódico eran 100% ciertas. Pero ese es tema para otro día). Excomulgó a todos sus seguidores más fieles cuando hablaron públicamente de algo que no les gustaba en José. Desde entonces la iglesia trata de callar a sus críticos asegurándose que no sean parte del grupo VIP super especial, como diría el hermano Jake.

Es cierto que siempre va a haber gente que no opina como nosotros, pero forzarlos a que se alejen cuando todo lo que hacen es expresar dudas y presentarlas al público no es razón para condenarlos al ostracismo. Si la iglesia tiene tanto miedo de que los miembros se enteren de que hay problemas en la iglesia, ¿es realmente culpable la persona que comparte esos problemas? ¿No sería más justo asumir que el problema es de la iglesia al CAUSAR esos problemas? ¿Por qué castigar a alguien por simplemente decir lo que aprendió, incluso cuando esas cosas no se alineen con la doctrina oficial? ¿Por qué no aceptar esos problemas, ser honestos, reconocer que José y la iglesia en general hicieron cosas que no eran apropiadas, moralmente correctas, legales, etc.? Si les cuesta tanto defender a un hombre como él al punto de que quieren asegurarse de que nadie aprenda la verdadera historia, ¿no será que ese hombre no merece ser defendido?

En conclusión, en mi opinión John Dehlin no es el mejor ejemplo en el mundo de honestidad, pero siento que las cosas que ha hecho han ayudado a muchísima gente, incluyéndome a mí mismo. Y creo que si él quiere seguir siendo considerado un miembro de la iglesia, no debería ser expulsado por el sólo hecho de tener dudas, por más grandes que sean, y por el hablar de esas dudas con otros en un medio público.

Ahora, en el caso de un Cliven Bundy, un hombre que se negó a pagar sus impuestos, rompiendo el artículo de fe #12. Amenazó con disparar a cualquiera que entrara a su propiedad con la intención de cobrarle dichos impuestos, lo cual va en contra del sexto mandamiento, si se quisiera excomulgar a alguien así, sería totalmente comprensible. El tipo obviamente es un criminal con tendencias asesinas. Pero por supuesto la membresía de Bundy no solamente no fue amenazada, sino que es considerado un verdadero ejemplo por los mormones más conservadores del corredor mormón. Pero si uno quiere que las mujeres reciban el sacerdocio o hablan en público de sus dudas sobre Pepe Smith… ¡eso es algo que no se puede tolerar!

Mormones y Masones

Este episodio es la segunda parte de nuestra entrevista con Fratter Catus, un maestro masón y ex mormon, quien tiene una perspectiva muy especial sobre las ceremonias de ambas organizaciones.

Advertencia: En este episodio hablamos en un poco más de detalle sobre la ceremonia del templo mormón,

Estos son los videos de Gabriel Lópes de Rojas, fundador del Illuminati moderno en latinoamérica.




No he trascripto la entrevista, así que para escucharla, por favor refiérase al audio.

Comentarios

  1. Estimado: usted va a tener que colocar en su información algún tratamiento psicológico para los ex-mormones porque después de escuchar su material no solo tengo el corazón destrozado sino que tengo los nervios de punta. También espero que no nos vallas a salir un día que ahora eres nuevamente mormon como john dehlin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de mejorar, la fiebre tiene que empeorar. Bienvenida!

      Eliminar
  2. Este es un gran templo de los Illuminati fueron a encontrar, la riqueza, el poder y la fama, es usted un hombre o mujer de negocios, o quiere llegar a ser muy rico rico, famoso e influyente, grande y poderosa en la vida? ¿Quieres traer de vuelta su ex Si sí, entonces se unirá al reino Illuminati ahora y obtener todo lo que necesita en la vida para ponerse en contacto con nosotros ahora para más información sobre cómo va a ser completamente iniciado en el templo Illuminati y obtener todo lo que necesita en life.So
    E-mail: illuminatisecretalter666@yahoo.com
    E-mail: illuminatisecretalter66@gmail.com
    O: +2349031726182 o llame al Sr. David Cooper Sandy y unirse a los Illuminati. Es opcional para unirse a la sociedad secreta más poderosa en el mundo, llamar templo Illuminat sobre cuál aplicación 2349031726182, 2348156739654 llamar lo tanto, unirse LOS ILLUMINATI Y HERMANDAD ser rico, y famoso por POAWEFUL VIDA

    ResponderEliminar

Publicar un comentario