Episodio 7: Moroni y las planchas de oro


Podcast
Escuche el programa online

Descarga directa: Click derecho => guardar


ACLARACION

Pesquisas Mormonas es un programa de audio. Está preparado para ser escuchado. Si el contenido es un ensayo con información proveniente de libros y otros artículos, el texto básico del programa va a ser incluido en el blog. Pero hay que tener en cuenta que la información en el blog NO ES LA INFORMACION COMPLETA y no incluye opiniones o aclaraciones.
_____________________________



Testimonio del profeta José Smith En la introducción del Libro de Mormón (Link a lds.org).

Tesoros en la tierra

Brigham Young dijo que hay tesoros en la tierra que no pueden ser encontrados sin la ayuda de Dios. En un discurso del 1877 cuenta la historia de un hombre que le trajo una pepa de oro, BY la vio y le dijo que dejara la mina en paz. BY no dice por qué, pero uno podría entender que es a causa de que él piensa que esas minas contienen tesoros secretos.

Hay varios relatos de vecinos de los Smith que dicen que José y su padre podían ver cuevas llenas de tesoros. William Stafford dijo:
Les he oído contar historias maravillosas acerca de los descubrimientos que hicieron en su peculiar ocupación de buscadores de dinero. Ellos dicen, por ejemplo, que en un lugar, en una colina, en la granja de un cierto hombre, fueron depositadas llaves, barriles y barricas de plata acuñada y oro--barras de oro, imágenes de oro, vasijas de bronce llenas de oro y plata--candelabros de oro, espadas, etc., etc. Decían, además, que casi todas las colinas en esta parte de Nueva York, fueron levantados por manos humanas y en ellas habían grandes cuevas, que Joseph, Jr., podía ver, colocando una piedra de apariencia singular en su sombrero, de tal manera que se excluya toda la luz; y en ese momento pretendia que podía ver todas las cosas dentro y debajo de la tierra,--que podía ver dentro de las mencionadas cuevas, grandes lingotes de oro y láminas de plata--que él también podría descubrir los espíritus a cuyo cargo estos tesoros fueron, vestidos de ropas antiguas. En ciertos momentos, estos tesoros podrían obtenerse muy fácilmente; en otros, la obtención de ellos era difícil. La posibilidad de acercarse a ellos depende en gran medida el estado de la luna. La luna nueva y el Viernes Santo, creo, eran considerados como los tiempos más favorables para la obtener estos tesoros.
Otro vecino, Joseph Capron, dio un testimonio similar.

Joshua Stafford dijo de los Smith que “eran personas trabajadoras, en circunstancias difíciles. Poco tiempo después de esto, comenzaron a excavar tesoros escondidos y poco después se convirtieron en indolentes y contaban historias maravillosas sobre fantasmas, duendes, cavernas y varios otros asuntos misteriosos.

José Smith padre le dijo a Lorenzo Saunders "Jo. puede ver en su piedra de visionario que hay en esa cueva," y que "Joe... podría ver a un hombre sentado en una silla de oro. El viejo Joe dijo que era un rey, es decir, que el hombre en la silla era el rey de una de las... [tribus indias] que fue cerrada allí en el momento de una de sus grandes batallas. Dimensiones de las planchas Los críticos dicen que no podría haber planchas de oro debido a las dimensiones citadas de las planchas y el peso de oro.  Las planchas de oro, según los críticos, serían demasiado pesadas para cargar. 

Según José Smith, las planchas tenían aproximadamente 6 pulgadas de ancho, 8 pulgadas de largo, y 6 pulgadas de espesor.  En centímetros, esto es 15 por 20 por 15. 

Un bloque de oro con estas dimensiones pesaría aproximadamente 200 libras, o 90 kilos.  Aun si se resta peso por el espacio que habría entre las planchas y los grabados, aun pesaría más de 100 libras, o 45 kilos. 

Pero, los defensores de la iglesia tienen buenas respuestas a esas críticas. 

Varias personas levantaron el recipiente que contenía a las planchas, y dijeron que pesaba entre 40 y 60 libras, o 18 a 27 kilos.  Y aunque se decían “planchas de oro,” también José Smith y otros testigos dijeron que las planchas tenían “la apariencia de oro.”  Los defensores teorizan que las planchas fueron hechas de una aleación de oro, probablemente “tumbaga,” que es una mezcla de oro y cobre.  Esta aleación tendría menos peso, y también seria mejor para grabar porque no es tan maleable como oro.  Y tenemos mucha evidencia de la existencia de tumbaga en América del Sur y Mesoamérica antes de la llegada de Cristóbal Colón. 

Hay una historia sobre las planchas que es más problemática.  Hay algunas versiones, esta es la del relato de la madre de José Smith:

Después de sacar las planchas de la caja de piedra, José las escondió en un tronco de abedul hasta que los preparativos se podrían hacer en casa para las planchas. Luego se fue a recuperarlas.

"Se escondió las planchas a unos 5 kilómetros de la casa . . . José . . . las llevó de su lugar secreto, y envolviéndolas en su vestido de lino, las puso bajo el brazo y se dirigió a casa".

Después de proceder a una corta distancia, pensó que sería más seguro dejar la carretera y pasar por el bosque.  Viajando a cierta distancia después de salir de la calle, llegó a un molino grande, y cuando estaba saltando por encima de un tronco, un hombre saltó de detrás de él, y le dio un fuerte golpe con un arma. José se dio la vuelta y lo tiró, y luego corrió a su velocidad máxima.

Cerca de una media milla más fue atacado de nuevo en la misma forma que antes, lo tiró a este hombre en la misma manera que el primero, y corrió de nuevo, y antes de llegar a casa, fue asaltado por tercera vez. Al golpear al último, se dislocó el dedo pulgar, de lo cual, sin embargo, no se dio cuenta hasta que llegó a la vista de la casa, cuando se sentó en la esquina de la valla con el fin de recobrar el aliento. Tan pronto como pudo, se levantó y fue a la casa".

(Lucy Mack Smith, madre de José Smith, en los resúmenes biográficos de José Smith el Profeta, 1853, pp 104-105;. Comp. Edición reimpresa por la editorial Bookcraft en 1956 bajo el título de Historia de José Smith por su madre, pp 107-108).

Para los fieles de la iglesia, es un ejemplo de los intentos del diablo para entorpecer la obra del Señor, y de la fuerza de José Smith para proteger a las planchas con la ayuda de Dios. 

Pero es difícil imaginar que un hombre pudiera correr por 3 millas con unas planchas que pesan 25 kilos, y vencer a tres atacantes.  Probablemente la historia es un poco exagerada.  José Smith es el único testigo del evento, y no tenemos su propio relato, solo el recuerdo de algunas personas a quien se les dijo, que lo recordaron muchos años después.

Historia del nigromante

De acuerdo con Brigham Young (A en un discurso dado en el tabernáculo, en Salt Lake City, el 18 de febrero de 1855.), como la fecha final para obtener las planchas se acercaba, varios residentes de Palmira mostraron preocupación "que iban a perder ese tesoro" y enviaron por un talentoso nigromante a 60 millas (96 km) de distancia, alentándolo a hacer tres viajes separados a Palmira para encontrar las planchas. Durante uno de estos viajes, el anónimo nigromante dijo haber descubierto la ubicación, pero fue incapaz de determinar el valor de las placas. Unos días antes de la visita al cerro del 22 de septiembre de 1827, el amigo leal de Smith en la caza de tesoros, Josiah Stowell, y Joseph Knight padre viajaron a Palmira, en parte, para estar allí durante la visita programada de Smith a la colina.

El uso de magia y las planchas de oro

Algunos historiadores del mormonismo ven en la apariencia de Moroni y la búsqueda de las planchas de oro, vestigios de magia folklórica.

De acuerdo con algunas guías mágicas de aquella época, para encontrar tesoro, se podía tratar de convocar al espíritu que guardaba el tesoro.

Había días del año y horas del día mejores para hacer esto.  Uno de los días mágicos especiales era el equinoccio de otoño, que es el 22 de setiembre.  Esto es el día cuando la inclinación del eje de la tierra está inclinado ni en dirección hacia al sol ni fuera del sol, el centro del sol está en el mismo plano que el ecuador de la tierra. En un día del equinoccio, el centro del sol pasa una cantidad aproximadamente igual de tiempo por encima y por debajo del horizonte en todos los puntos de la tierra, la noche y el día son de aproximadamente la misma duración.  Se consideraron el equinoccio de otoño ideal para convocar a espíritus. 

También el mejor día para la búsqueda de tesoros era la luna llena.  En 1832, la luna llena ocurrió el 20 de setiembre. 

Recuerden que Moroni apareció a José Smith de la noche del 21 de setiembre, un día después de la luna llena y un día antes del equinoccio de otoño, y que su comunión con el ángel continuó hasta la madrugada del 22 de setiembre. 

También, se decían que una buena hora para tratar de hacer aparecer a un espíritu era a las once de la noche, y que la comunión con el espíritu debe terminar antes de la salida del sol.  Oliver Cowdery escribió que José Smith empezó a orar entre once y doce horas de la noche, y que la tercera apariencia del ángel terminó en el momento que el gallo cantó, marcando la salida del sol. 
También, la apariencia de los espíritus frecuentemente ocurría en tres.  Buscadores de tesoro en esta época reportaron que tuvieron el mismo sueño tres veces sobre el local de tesoro.  Moroni apareció a José Smith tres veces en la noche. 

Y varios testigos, incluso Martin Harris, dijeron que José Smith usó su piedra de vidente para encontrar el lugar exacto donde las planchas estaban enterradas. 

¿Sera que José Smith realmente practicó magia para hacer aparecer un espíritu que podía mostrarle tesoros enterrados?  No tenemos evidencia directa que esto era lo que hizo José Smith.  El relato oficial sólo dice que José Smith estaba orando para pedir perdón por sus pecados.  Los defensores de la iglesia dicen que todo esto es coincidencia, y que no tenemos evidencia que la familia Smith leyera los libros de magia para saber de esto. 

Pero, tenemos alguna evidencia que ellos practicaban la magia, y buscaban tesoros. Los Smith prepararon unos pergaminos magias para ayudarles en la búsqueda de tesoro, indicando que estaban interesados en la mejor manera de invocar al supernatural. 
(Información de “Early Mormonism and the Magic World View”, por D. Michael Quinn)

Willard Chase, 1833 declaración publicada en “Mormonism Unveiled” (historia del sapo guardián):
En el mes de junio de 1827, José Smith, padre, me contó la siguiente historia: que hace algunos años, un espíritu se apareció a José, su hijo, en una visión, y le informó que en un cierto lugar había un registro escrito en planchas de oro, y que él era la persona que debe obtenerlas, y esto lo debe hacer de la siguiente manera:

El 22 de septiembre, se debe ir al lugar donde se depositó el manuscrito, vestido con ropa de color negro , y montado en un caballo negro con una “switch tail” [tipo de cola], y se exige el libro en un cierto nombre, y después de obtenerlo, se debe irse, y no dejarlo al lado ni mirar atrás. Ellos por consiguiente le vistieron a José de un traje negro y pidieron prestado un caballo negro.

El fue al lugar de depósito y exigió el libro, que estaba en una caja de piedra, sin sello, y tan cerca de la superficie de la tierra que podía ver uno de sus extremos, y levantándolo, sacó el libro de oro; pero, temiendo que alguien pudiera descubrir de dónde lo sacó, lo dejó al lado para colocar la piedra superior, tal como lo encontró, y volviéndose, para su sorpresa no había ningún libro a la vista.

Volvió a abrir la caja, y en él vio el libro, y trató de sacarlo, pero fue impedido. Él vio algo en el cuadro como un sapo, que pronto asumió la apariencia de un hombre, y lo golpeó en el lado de la cabeza. - No se desanimando por pequeñeces, de nuevo se agachó y trató de tomar el libro, cuando el espíritu le golpeó de nuevo, y lo arrojó tres o cuatro varas, y le hizo daño prodigiosamente. Después de recuperarse del susto, le preguntó por qué no podía obtener las planchas, en el cual el espíritu le contestó, “porque no ha obedecido sus órdenes.

Planchas de metal en distintas partes del mundo
Planchas de oro de Dario I, en Persepolis,
518 - 515 AC
Para ver la lista de distintas planchas en todo el mundo, cliquée aquí.  (sitio en inglés)
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Problemas con la visión (críticas)

Crítica #1

Los hermanos de José no se despertaron cuando Moroni apareció

 Respuesta: Tal vez el ángel hizo que los hermanos de José no pudieran verlo, o tal vez José tuvo un sueño.

 a. Si los hermanos no lo pudieron ver, entonces cualquiera podría decir que tuvo una visión y no habría forma de probarlo. Cuando José y Sidney Rigdon tuvieron la visión, la gente que estaba presente dijo que parecía que estaban teniendo una visión. Si esto es cierto de todas las visiones, entonces los hermanos de José se tendrían que haber preguntado porqué José estuvo seis horas mirando el techo y hablando solo.

 b. Si fue un sueño, entonces este es un problema o una solución, depende de cómo uno lo vea. Hay varias referencias de que la visión fue un sueño.

 Martin Harris: "Fue después de una de esas excursiones nocturnas, que Jo, mientras yacía en su cama, tuvo un sueño extraordinario. Un ángel de Dios le parecía acercarse, vestido con esplendor celestial."

 Parley P. Pratt: "Este nuevo evangelio se encuentra en Ontario Co., Nueva York y fue descubierto por un Ángel de Luz, que apareció en sueños a un hombre llamado Smith"

 José Smith padre: Durante su entrevista con Fayette Lapham en el año 1830, Joseph Smith, padre se refirió a la visita de Moroni como "un sueño muy singular" sobre "un valioso tesoro, enterrado hacía muchos años "

 Una prima de Emma que estaba viviendo con los Smith durante la época de la traducción: "la declaración que el profeta José Smith hizo en nuestra visita, al comienzo de la traducción de su libro, en Harmony (en 1828-1829), en cuanto a la manera de su búsqueda de las placas, es el siguiente ... Dijo que por medio de un sueño se le fue informado por un fantasma. "

A pesar de que la versión de la visión siendo un sueño es la favorita de los apologistas de la iglesia, parece que la versión oficial es que José vio al ángel de manera física y real, y por eso es que la iglesia sigue usando la imagen de José solo en su habitación, sentado en la cama, y mirando hacia arriba al ángel. La iglesia ha publicado imágenes de José en la habitación compartiendo la cama con sus hermanos, pero la iglesia sigue volviendo a la clásica imagen de José solo en la habitación.

Crítica #2

No hay constancia de que José le dijo a ninguno de sus hermanos, o el resto de su familia, sobre su experiencia al despertar. Se podría pensar que de inmediato despertaría a sus hermanos, y les diría lo que pasó. José al parecer, no lo mencionó a nadie hasta que más tarde ese día y aun entonces sólo a su padre.

Los miembros de Pesquisas Mormonas concuerdan en que esta crítica no es muy convincente

Representaciones artísticas de la visita del ángel Moroni


Si la Iglesia acepta la representación de este artista como algo preciso entonces esto parece apoyar la idea de que la visita de Moroni fue un hecho real, físico y no una visión contenida en la mente de José como conjeturamos anteriormente.

Comentarios

  1. Vaya una página antimormona.mostrando todas las cosas en las que "supuestamente" la iglesia entra en contradicción., incertidumbre creo que es lo que provoca la lectura de esta página, Humm, me pregunto cual será la finalidad de la página "pesquisas mormonas"? Informar? Exponer? Desilusionar?, o solamente atacar?mmmmm, despues de leer varios articulos me quedo con la última opción. Gracias saludos =)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo, desafortunadamente la iglesia les ha enseñado a sus miembros que si algo no es 100% a favor de la iglesia, entonces es anti-mormón, negando a la mayoría de su gente la oportunidad de aprender acerca de su rica historia.

    Nada de lo que mostramos aquí es falso o exagerado. De hecho la mitad de las citas son de páginas de la iglesia, incluyendo un artículo de la Liahona. Pero yo puedo entender cómo puede resultar chocante y ofensivo para alguien que está acostumbrado/a a la versión cauterizada que ofrece la iglesia.

    Suerte con todo! Ah, y para aclarar, esto es una página de internet, pero es solamente un acompañmiento del podcast. Deberías darle una oportunidad y escucharlo! Lo podés hacer cliqueando el botón en la parte inicial del blog o tambien puedes bajarlo de iTunes.

    ResponderEliminar
  3. Comparto el comentario : toda polarización es mala...por no decir que algunos caen en el fanatismo religioso. También he visto el mismo rechazo en mi barrio : ser cuestionado sólo por hacer preguntas. Por pensar. Por indagar. No me imagino una iglesia donde sus fieles deban comportarse como clones. Donde haya que cercenar y matar el derecho a pensar. Me da miedo imaginar que se nos instruye para ser fieles seres que sólo repiten y siguen la inercia.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la objetividad con la que hablan.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario